domingo, 13 de mayo de 2018

Luis Emilio Batallan canta a Oroza

 

En materia de opiniones es preciso ser respetuoso con todas. La libertad de llevarlas a la práctica es la mejor garantía de este respeto.Ricardo Mela
Novela gráfica R.M. el hombre nuevo a la venta en
VERSUS
Rua Venezuela.80
BD...
Rua Portela.3
VIGO

jueves, 26 de abril de 2018

O RESPETADO SEÑOR ANARQUISTA

BANDA DESEÑADA SOBRE RICARDO MELLA

O respectado señor anarquista

O respectado señor anarquista

Cadriños de 'Ricardo Mella. O home novo', de Xosé e Ramón Trigo.
Cadriños de 'Ricardo Mella. O home novo', de Xosé e Ramón Trigo.  
O seu enterro en 1925 foi unhas das manifestacións públicas de dó máis descomunais das que se lembran en Vigo. Os tranvías pararon. Adversarios e inimigos renderon homenaxe. E o pobo tirou os chapeus. Morrera Ricardo Mella Cea, “pensador de primeira orde” e o anarquista galego de maior envergadura. Ricardo Mella. O home novo é a novela gráfica que, da man de Xosé e Ramón Trigo, repasa unha vida ao servizo da emancipación das clases populares.


“Ricardo Mella foi un home recoñecido por todas as tendencias anarquistas. Mesmo polos seus inimigos”, explica Xosé Trigo (Vigo, 1954), autor do guión e “militante da CNT desde os tempos da clandestinidade”, “o seu enterro foi espectacular”. Con Mella, que nacera en 1861 tamén en Vigo, desaparecía unha primeira xeración libertaria. Aquela que pasara do federalismo ao anarquismo.
Ricardo_Mella

A súa conversión política finisecular tiña orixe nun conflito. O que o enfrontou, con apenas 20 anos, ao político canovista e marqués José Elduayen. Unha condena a máis de tres anos de desterro expulsouno de Galiza. Neses anos descubriu a política anarquista, aprobou oposicións a topógrafo e percorreu media Península Ibérica. Por caso, Andalucía, onde as loitas contra o latifundio o marcaron.

Ao seu regreso a Vigo, encargáronlle a construción do tranvía. Traballou no tendido do camiño de ferro na zona de Pontevedra. E chegou a dirixir a compañía do tranvía. “A súa extraordinaria relevancia social borrouse coa Guerra Civil e a represión posterior”, considera Trigo, “eis a causa do pouco recoñecemento actual da súa figura”. E as polémicas que, a día de hoxe, aínda marcan o mundo anarquista.

“Era un home moderado, contrario á violencia”, engade, “e a súa posición na I Guerra Mundial foi moi discutida”. Mentres a meirande parte das organizacións proletarias europeas -as socialistas e as anarquistas- rexeitaron apoiar os respectivos gobernos estatais, Ricardo Mella, no esteiro de Kropotkin, apostou pola intervención. “Vían detrás a man dos fascismo”, di. As discusións foron tan duras, agres, “que comezou a se apagar”.

Estética escura

Ramón Trigo (Vigo, 1965) transportou o roteiro sobre a vida e a obra de Mella -amais de organizador e home de acción, foi un dos grande intelectuais libertarios- a debuxo. “Documenteime moito sobre a época, recompilei imaxes, procurei recrear a atmosfera, aquela España negra do século XIX”, expón, “e o resultado é unha estética moi negra, moi escura”.

O segundo dos Trigo -os autores son irmáns- comparte con Mella e con Xosé ideas anarquistas. “Aínda que nunca militei”, puntualiza. Trazar a branco e preto a experiencia biográfica dun pesoeiro “moi importante e moi esquecido” foi o terceiro traballo conxunto da parella. No Burato do inferno (Faktoría K, 2010) trataran dos raqueiros, piratas de terra que facían naufragar barcos na ría. E en Lobada (Deputación da Coruña, 2016), dos nazis en Vigo.

“As nosas obras están ambientadas en Vigo e arredores”, afirma, “tamén esta sobre Ricardo Mella”. Que presentan esta sexta feira, 13 de abril, na Escola de Artes e Oficios de Vigo, “coa familia Mella, autoridades, sindicatos”. “Na escola deu clase Urania Mella, a filla de Ricardo”, lembra Xosé Trigo. A Urania Mella fusiláronlle o compañeiro e ela mesma foi condenada a 30 anos de cadea en 1936. Cumpriu oito anos. Saiu un mes antes de morrer.

Ricardo Mella. O home novo conta con edición en galego e en castelán. A fundación Aurora Intermitente, dedicada á difusión da idea libertaria e con sede en Madrid, atópase por detrás da publicación. A banda deseñada está dedicada por Xosé Trigo aos compañeiros que “no ano 1974 reconstruíron a CNT en Vigo”.

Ricardo Mella el hombre nuevo ATLANTICO DIARIO

VIGO

Anarquista, héroe de novela gráfica

Los hermanos Trigo usan el cómic para recuperar la memoria de Ricardo Mella “un hombre cabal, sencillo e integrado”

Manuel Díaz-Mella, y su hijo del mismo nombre con Jimena y Valentina, las pequeñas de la saga.
Manuel Díaz-Mella, y su hijo del mismo nombre con Jimena y Valentina, las pequeñas de la saga.


Ricardo Mella es el protagonista del último trabajo de Ramón y José Trigo. Bajo el subtítulo, “el hombre nuevo”, le dedican una novela gráfica para reivindicar su legado y su memoria. Considerado por Federica Montseny, “el más profundo, penetrante y lúcido de los pensadores anarquistas españoles”, Ricardo Mella pasó de ser un referente internacional y admirado en toda España, a quedar en el olvido: “El objetivo de esta obra es acabar con la fama de los anarquistas como rebeldes y bohemios que muchas veces se potenció desde el propio movimiento; presentamos a Mella como modelo, un hombre cabal, culto, sencillo, integrado en la sociedad”, apuntó José Trigo, responsable de los textos. Afín a las ideas anarquistas, considera que su imagen acabó muy perjudicada a lo largo de la historia: “Mella entró en el movimiento por su suegro que era notario; antes forman parte los intelectuales que querían favorecer al movimiento obrero”.
La intención de hacer un homenaje a esta figura llevaba años en la mente de los hermanos Trigo, pero fue en una conversación con un antiguo compañero de la CNT de José, actualmente en la Fundación Aurora Intermitente lo que supuso el pistoletazo de salida: “Estábamos tan emocionados que cuando nos reunimos para concretar el trabajo ya teníamos media novela hecha”, reconocen. Sin acudir a ninguna editorial, la publicaron a través de los microcréditos: “Queríamos que fuese autogestionada, sin ningún tipo de cortapisa; también para ser consecuentes con lo que Mella defendía, el respeto a todas las tendencias, aunque estaba contra los sectarismos, más si eran anarquistas; está de plena vigencia”, señalan los autores.
Para el guionista, el principal legado que dejó Mella en Vigo fue la red de tranvías: “Supuso la modernidad para la ciudad, ya que contribuyó a la electrificación”. Fue un hombre querido en vida, como se recoge en el entierro multitudinario que movilizó a los vigueses. Sin embargo también se hacen eco de como en vida ya se retiró en segunda línea: “Su defensa de la participación española en la Primera Guerra Mundial le valió críticas feroces, incluso desde los círculos anarquistas que consideraban los conflictos bélicos como algo de burgueses; pero Mella, pese a ser contrario a la violencia, preveía la llegada del fascismo detrás del eje alemán”. Ricardo Mella tuvo doce hijos y el libro prolongó la narración a través de Urania Mella, una de sus hijas, también anarquista. Fue una de las represaliadas durante el franquismo.
Estéticamente, las ilustraciones del libro gráfico se corresponden con el estilo habitual de Ramón Trigo. “Fue un placer abordar la época, la situación temporal de la novela corresponde al cambio de siglo en España, del XIX al XX, todo se envuelve en una atmósfera negra y tétrica, que va perfecta con mi forma de trabajar”, indica Ramón.
“Ricardo Mella. El hombre nuevo”, el tercer proyecto en el que publican en común los hermanos Trigo, salió al mercado con versión en castellano y en gallego.

martes, 17 de abril de 2018

Resultado de imagen de novela grafica ricardo mella el hombre nuevo


Fue uno de los grandes pensadores libertarios en España y consiguió prestigio internacional. Tradujo a Bakunin y a Kropotkin. También fue un notable topógrafo, que participó en el tendido del ferrocarril en Andalucía o Asturias. Y que, sobre todo, ideó el trazado del tranvía de Vigo, de cuya compañía fue gerente. Considerado de forma unánime un hombre bueno y justo, de una categoría ética excepcional, su funeral conmocionó a la ciudad, en una gran demostración popular de duelo. Y su panteón, sufragado por suscripción de los vigueses, sigue siendo uno de los más hermosos del cementerio de Pereiró.
Ahora, los hermanos vigueses Ramón y José Trigo presentan la obra «Ricardo Mella: el hombre nuevo», una novela gráfica que nos narra la biografía del intelectual vigués. El libro ha sido realizado por autoedición mediante crodwfunding, como no podía ser de otra forma: «Reconozco que al principio era reticente con este método», reconoce José Trigo, «pero enseguida comprendí que era necesario hacer un proyecto libre y autogestionado, dos bases del pensamiento de Mella».
Ramón Trigo, autor de las espectaculares ilustraciones, se documentó con material de la época, abundantes fotografías que retrataban «una España negra». Las calles de Vigo, las chimeneas industriales o las vías del tranvía aparecen por las páginas de la novela trazadas a carboncillo.
Ricardo Mella nació en Vigo en 1861, en el seno de una familia republicana. Mientras trabajaba en una agencia marítima local, comenzó a trabajar para varios periódicos, como La Verdad, El Anunciador o La Concordia, donde sus artículos reflexivos y combativos enseguida cobraron fama. Un escrito denunciando al marqués de Elduayen, al que acusaba de un supuesto desfalco en el Banco de España, del que había sido director, se saldó con una demanda penal y una condena de tres años y siete meses de destierro en 1882.
Trasladado a Madrid, contrajo matrimonio con Esperanza Serrano Rivera, con la que tendría 13 hijos, entre ellos la política y figura del feminismo Urania Mella, represaliada por la dictadura. También colabora con revistas de la capital como La Revista Social, Acracia o la barcelonesa El Productor. En 1884, traduce al castellano Dios y el Estado de Bakunin. Por entonces ya hablaba varios idiomas y dominaba el inglés, el francés y el italiano.
Fue en Madrid donde decidió estudiar topografía, para desempeñarse luego como ingeniero en proyectos de ferrocarriles. Al tiempo, mantenía su inagotable carrera como pensador libertario, ya respetado en Europa y publicaba en periódicos de Barcelona, Buenos Aires, París o Nueva York.
Sus ideas le granjean a veces críticas de otros sectores libertarios, pero nunca renunció a su coherencia intelectual. Para Ramón Trigo, era también «un tipo del Renacimento, que destacaba como pensador pero también tuvo una vida profesional notable». José Trigo recuerda que «también era muy molesto para los explotadores porque era un intelectual, un hombre reflexivo que analizaba muy bien la realidad y esto asustaba al poder».
Curiosamente, los empresarios de Vigo lo eligieron para ser gerente de la Compañía de Tranvías, participando en la reunión fundacional en la isla de Toralla en 1911. «No solo era un excelente topógrafo», explica Trigo, «es que su mano se notó también en el hecho de que Tranvías fue una compañía ejemplar, que tenía unas condiciones laborales que disfrutaban muy pocos obreros en su época».
Funeral masivo
La muerte de Ricardo Mella en el año 1925 causó una conmoción en la ciudad. A sus funerales acudió el pueblo en masa, con un acto multitudinario en el teatro Tamberlick. Su mausoleo en el cementerio de Pereiró fue erigido por suscripción popular y es obra del escultor Asorey.
Se iba un intelectual aclamado internacionalmente. Sin embargo, la dictadura franquista que llegaría en la década siguiente silenció totalmente su memoria, incluso en su Vigo natal. De hecho, lo que hoy llamamos la avenida de la Florida era en realidad la avenida Ricardo Mella. El franquismo cambió su nombre desde 1936 hasta hoy mismo, que no se le ha devuelto, aunque se le puso a la vieja vía a Baiona por la costa, por donde circulaba el mismo tranvía que ayudó a fundar en Vigo.
Ricardo Mella: el hombre nuevo está ya a la venta en librerías de la ciudad. Y entre la novela gráfica y la obra de arte, es una oportunidad perfecta para recordar y rendir homenaje a uno de los hombres más notables que ha dado esta ciudad.
Los empresarios
de la ciudad lo eligieron para dirigir la compañía de tranvías
La Voz de Galicia

Ricardo Mella

Resultado de imagen de novela grafica ricardo mella el hombre nuevo

Ricardo Mella El hombre nuevo

Resultado de imagen de novela grafica ricardo mella el hombre nuevo

martes, 30 de enero de 2018

PANTOQUE







nuevo MARCO arranca con arte gallego, Verne y un repaso a la vida en los astilleros

El Concello presenta en el patronato la programación del próximo año y medio -El PP critica la falta de diálogo y la ausencia de un director profesional y un modelo expositivo definido


 

Reunión del patronato en la que se aprobó el presupuesto y la programación de 2018. // José Lores
El gobierno local no pierde el tiempo y ajeno a la polémica por el cambio de rumbo que plantea en el Museo MARCO ayer presentó a los miembros del patronato la programación para el próximo año y medio. Y tal y como se había avanzado, el cambio de filosofía será palpable ya a partir de febrero. El proyecto lo seguirá dirigiendo de forma provisional Martín Nogueira, el antiguo gerente, al renunciar por ahora el PSOE a proponer a un candidato en firme para sustituir a Iñaki Martínez. La Concejalía de Cultura prevé que en los próximos 18 meses ocupen el museo artistas gallegos contemporáneos, el universo imprescindible de Verne coincidiendo con el 150 aniversario de la llegada del Nautilus, un proyecto de investigación centrado en el trabajo en los astilleros y una retrospectiva completa sobre Manuel Colmeiro aprovechando la importante cesión de obras realizada por la familia a finales de año.
La Concejalía de Cultura trazó un plan en el que por ahora convivirán estilos y formatos diferentes que no convence a la oposición, que reclama una nueva dirección profesional, tal y como se había pactado, y un modelo expositivo más coherente. La edil del PP Teresa Egerique denunció ayer la falta de diálogo del PSOE con el sector de la cultura en la ciudad para definir la nueva programación y también con el resto del patronato. "Nos convocan para las seis de la tarde sin facilitar información ni explicar nada sobre el plan de futuro del museo", lamentó antes de criticar la "falta de compromiso y de respeto" por parte del alcalde hacia el patronato. El PP votó en contra del presupuesto y de la programación para censurar esa ausencia de diálogo e información, sin entrar en el contenido de las muestras seleccionadas. Enmarcan el giro radical que afronta el museo de Príncipe en "un contexto de carencia de proyecto cultural para Vigo".


En sentido contrario, desde el gobierno vigués reprochan al PP que "se callara ante el abandono de la Xunta y el Estado al museo" recortando sus fondos y matizan que el Ejecutivo gallego se ha ausentado de las dos últimas reuniones y se podría denunciar la situación.
El cambio del MARCO arranca el próximo mes con la muestra sobre arte gallego contemporáneo "Metropole", de la que se pretende hacer cómplice al conjunto de los vecinos con un ciclo de conferencias y talleres para escolares. Los artistas compartirán su particular concepto de la ciudad. Tras una presentación global, se irán sucediendo exposiciones individuales centradas en un solo autor.
Esta muestra coral convivirá a partir de abril con la exposición que el Concello y la Fundación Telefónica preparan en la planta baja sobre Julio Verne. "Los límites de la imaginación" recorrerá hasta septiembre el universo verniano y abordará las fronteras entre realidad, ficción y progreso. Una videoinstalación de 360 grados permitirá una inmersión conceptual en el "Viaje al centro de la tierra" y a través de fotografías se cumplirán las distintas etapas de "La vuelta al mundo en 80 días".
Una de las novedades que el edil de Cultura, Cayetano Rodríguez, presentó ayer al patronato es el proyecto creativo de Ramón Trigo y Eduardo Armada que explora con el lenguaje plástico, visual y poético sobre lo tangible, el espacio arquitectónico y el trabajo en un astillero, en este caso en Astilleros Armada de Bouzas. Vigo y el mar centran "Pantoque", una iniciativa multidisciplinar que se podrá visitar de septiembre a diciembre de este año, pensada para pintura de gran formato pero que se fue abriendo a la escultura, la fotografía, el vídeo y textos narrativos con los que colabora Alfonso Armada.
Y como ya avanzó FARO, en diciembre el MARCO acogerá una completa retrospectiva sobre Manuel Colmeiro, la primera en la ciudad, aprovechando las piezas que ya posee el ayuntamiento más las cedidas por la familia en los últimos meses que repasan todas las etapas creativas de este renovador de la pintura gallega.